Conducta organizacional

Identificar la raíz del problema. Los puestos gerenciales se pueden ayudar identificando las conductas que son relacionadas con el desempeño.
Problemas no conductuales del desempeño: capacidad/selección, entrenamiento, tecnología, normas, supervisión. 
Problemas de conducta del desempeño: conductas convenientes débiles, conductas indeseables fuertes (relacionadas con el desempeño).

Las categorías de recompensas dentro de una organización son: 
-realización o sentido de realización
-responsabilidad o control
-oportunidad para el crecimiento personal
-reconocimiento de la comunidad y los amigos
-posición en el trabajo
-amistades

-recompensas monetarias 
-seguridad en el empleo 
-disposiciones para la familia 
Respaldo para las actividades vocacionales 

Ejemplos de reforzadores positivos 

"Su supervisor le escuchara con simpatía si desea exponer alguna queja."
"Lo ascenderán si su trabajo es mejor que el de otros empleados igualmente competentes."
"Su supervisor le ayudaría a obtener una transferencia, si la solicitara."

Pasos : identificación de eventos de conducta relacionados con el desempeño (eventos de conducta, desempeño y consecuencias para la organización) > medición: línea base de la frecuencia de respuestas> identificación de las contingencias mediante el análisis funcional (antecedente A, Conducta B, Consecuencia C) > desarrollo de una estrategia apropiada (refuerzo positivo, negativo, castigos, extinción, combinación) > medición: gráfica de la frecuencia de respuestas después de la intervención. 


Si se resuelve el problema y se mantiene la conducta conveniente> evaluación del mejoramiento del desempeño. 


Efectos del castigo en términos contingentes:


A (antecedente) una situación ambiental que brinda la oportunidad de que se produzca la respuesta "x" 

B (conducta) respuesta "x" 

C (consecuencia) retiro contingente de un reforzador positivo o presentación de un reforzador negativo) 

Conducta resultante a corto plazo (disminución de la frecuencia de la respuesta X) 

Supresión temporal en lugar de cambio permanente. Conducta funcional antifuncional. Inflexibilidad de la conducta. Temor condicionado del agente castigador.

Diseños conductuales

CLASIFICACION DE LOS DISEÑOS CONDUCTUALES

Los diseños conductuales pueden clasificarse por la cantidad de tratamientos aplicados y el número de oportunidades en que se comparan las condiciones de tratamiento y no tratamiento:

a. Diseños univariables no reversibles. Cuando se aplica una sola técnica y se realiza una sola comparación entre su aplicación y su no aplicación.

b. Diseños univariables reversibles. Se aplica una sola técnica de modificación conductual, pero se agrega el procedimiento de reversión, que consiste en que después de un período de aplicación, esta se suspende.

c. Diseños multivariables. Se utilizan dos o más técnicas.

a. DISEÑOS UNIVARIABLES NO REVERSIBLES

DISEÑO A-B
Este diseño consta de dos fases, una de las cuales (la fase A) corresponde a la condición de Línea Base y la otra (la fase B) al tratamiento. Los mismos sujetos pasan por las dos fases y éstas se aplican sucesivamente en el tiempo. Para cambiar de una fase a la otra, es necesario que la conducta que está siendo medida se estabilice.

DISEÑO BALANCEADO SIMPLE
El propósito de este diseño es controlar el posible efecto del orden en que se presentan las condiciones A y B. De este modo a un sujeto, o grupo de sujetos, se aplica la secuencia A-B y a otro sujeto o grupo de sujetos, la secuencia B-A (es decir, en este segundo caso se empieza por el tratamiento y se continúa con la LB). Si el orden no produce ningún efecto en los resultados, ambas medidas de A deben ser equivalentes entre sí y ambas medidas de B también deben serlo.

DISEÑO DE ACOPLAMIENTO
En este caso, los cambios de estímulo presentados a un sujeto (el sujeto acoplado), dependen al menos parcialmente, de los cambios de estímulo provocados por la conducta de un segundo sujeto. Por ejemplo, dos sujetos trabajando separadamente reciben un reforzamiento al mismo tiempo, pero la entrega del reforzamiento depende de la conducta de uno de ellos.

b. DISEÑOS UNIVARIABLES REVERSIBLES

DISEÑO REVERSIBLE A-B-A
En este diseño, se establece una LB, luego se introduce la Variable Independiente y finalmente se regresa de nuevo a la LB. El objetivo es mostrar que, luego de producido un cambio en la conducta al introducirse la VI, dicha conducta puede volver a los niveles de LB, cuando se regresa a esta fase. Si esto ocurre se dice que los efectos son reversibles, si no es así, los efectos son irreversibles. Aunque en la investigación básica se han encontrado muchos ejemplos de reversibilidad, esto no siempre sucede. En las aplicaciones del análisis conductual, los efectos de un tratamiento no siempre son reversibles, y cuando lo son, no es deseable retornar a las condiciones de LB. Un objetivo de este diseño es mostrar que los cambios observados en B eran producidos por la VI, dado que dichos efectos no se observan en las fases A. Este objetivo de control sólo es posible si se trata de efectos reversibles.

DISEÑO REVERSIBLE A-B-A-B
Algunos investigadores lo han descrito como diseño de replicación intrasujeto, puesto que consta de una primera secuencia A-B, seguida de una segunda secuencia A-B, que podría considerarse replicación de la primera. Su objetivo también es demostrar que los efectos observados en B se deben a la VI.

DISEÑO REVERSIBLE MULTIPLE A-B
Consiste en varias replicaciones sucesivas de la secuencia original A-B. Su uso no es tan común como sucede con los dos diseños anteriores. Su principal objetivo es demostrar que se ha logrado un alto grado de control sobre la conducta del sujeto, a través de varias modificaciones y reversiones sucesivas.

DISEÑOS BALANCEADOS REVERSIBLES
Como en el caso de los diseños balanceados simples, su objetivo es estimar el posible efecto producido por el orden en que se presentan las fases A y B. En este caso, se añaden fases de reversión. Hay dos formas de este diseño. En el primer tipo, un sujeto, o grupo de sujetos, recibe la secuencia A-B-A, o la secuencia A-B-A-B, y el otro sujeto, o grupo, recibe la secuencia B-A-B o la secuencia B-A-B-A. En el segundo tipo, menos preferido, el mismo sujeto o grupo recibe las dos secuencias, una después de la otra, dejando pasar un tiempo lo suficientemente largo entre ambas (por ejemplo, primero la secuencia A-B-A y luego la secuencia B-A-B).
c. DISEÑOS MULTIVARIABLES REVERSIBLES

Estos diseños implican la manipulación de dos o más VI, ya sea en combinación o en forma sucesiva (las diferentes VI serán B, C, D, etc.). Cuando se habla de diferentes VI, se hace referencia a distintos procedimientos conductuales, por ejemplo, la aplicación de reforzamiento con fichas (B), seguida de instrucciones (C); seguida de reforzamiento social (D), etc. No hay un límite al número de VI que pueden investigarse sucesivamente, y a veces dos de ellas se emplean en combinación en alguna o varias de las fases del experimento.
Los diseños multivariables reversibles contienen por lo menos una reversión. La fase de reversión puede ubicarse en cualquier punto de la secuencia, de modo que un diseño podría sea A-B-A-C y otro podría ser A-B-C-A. Obviamente, mientras más fases de reversión se incluyan, aumenta el grado en que se pueden evaluar los efectos de las VI manipuladas.
DISEÑO DE CRITERIO CAMBIANTE
Este es un diseño vinculado a los procedimientos de moldeamiento y/o diferenciación de la respuesta, en los cuales se refuerzan aproximaciones sucesivas a una conducta objetivo. En este tipo de procedimientos, se fija un criterio inicial de desempeño a ser alcanzado por el sujeto. En algún momento, el sujeto alcanza dicho criterio. Cuando su desempeño se estabilice a este nivel, se fija un nuevo criterio, más exigente, lo que requiere un cambio en el desempeño para alcanzar el nuevo criterio, y así sucesivamente, hasta llegar al criterio de desempeño escogido como conducta objetivo. Si la conducta va cambiando, ajustándose a cada nuevo nivel de desempeño exigido, se demuestra que existe el control de la conducta por parte de las VI manipuladas.

Fuente: Manual “SABES”, 2007-II.

TECNICAS DE AUTOCONTROL:

Los programas de autocontrol van a desarrollarse, teniendo como objetivo final que el individuo aprenda a ser su propio terapeuta. Se trata de hacer que el sujeto asuma progresiva y gradualmente su responsabilidad en el proceso de cambio, incorporando a su repertorio conductual todo lo aprendido, de tal manera que sea capaz de ponerlo en marcha de manera casi automática ante las situaciones que sea necesario, o de generalizar el uso de las técnicas en el afrontamiento de problemas distintos de los que le hicieron comenzar con un programa de autocontrol.

Para Kanfer la importancia de los programas de autocontrol viene fundamentada por las siguientes razones:

– Existencia de muchas conductas que sólo resultan accesibles al propio sujeto.

– Las conductas problemas suelen estar relacionados con autorreacciones y actividad cognitiva no susceptibles de observación directa.

– Puesto que los sujetos, aun buscando ayuda, resulta difícil que alteren sus estilos de vida, es necesario plantear una intervención que presente el cambio como positivo y factible para el sujeto, de tal manera que se maximice su motivación para el cambio.

– Por último, la intervención no debe tan sólo acabar con los conflictos presentes, sin enseñar al sujeto cómo manejar posibles recaídas o nuevos problemas.

El programa de entrenamiento de autocontrol se lleva a cabo en las siguientes fases:

  1. Autoobservación: en un primer momentohabrá que enseñar al paciente u operatizar sus problemas, para posteriormente obtener datos acerca de las características topográficas y las relaciones funcionales de los mismos.
  2. Establecimiento de objetivos:el paciente habrá de decidir qué nivel de control quiere alcanzar sobre la respuesta conflictiva.
  3. Entrenamiento en técnicas concretas y establecimiento de criterios de ejecución:en esta fase se deciden las técnicas concretas de autocontrol en las que se entrenará al cliente. A su vez se establecen las reglas de conducta que guiarán todo el entrenamiento, es decir, qué se compromete a hacer el cliente y en qué momentos concretos.
  4. Aplicación de las técnicas en contextoreal: una vez que el entrenamiento se ha llevado a cabo en la consulta, el siguiente paso es la puesta en práctica de lo aprendido en su vida diaria.
  5. Revisión de las aplicaciones con el terapeuta:una vez que el sujeto empieza a afrontar situaciones reales, la tarea en las sesiones con el terapeuta consistirá en revisar las aplicaciones concretas realizadas, analizando las dificultades y problemas surgidos para su solución.

VIDEO: 

BIBLIOGRAFIA: http://www.psicopedagogia.com/modificacion-de-conducta

ENTRENAMIENTO ASERTIVO

Como cualquier otra habilidad humana, la asertividad es susceptible de aprenderse, entrenarse y mejorarse. Esto se consigue mediante las Técnicas denominadas Entrenamiento Asertivo (o también Entrenamiento en Habilidades sociales, aunque esto engloba un mayor número de competencias).
Las habilidades sociales y más concretamente la asertividad son habilidades básicas para nuestro desenvolvimiento en la vida diaria. Las personas tenemos intereses y formas de ver el mundo distinto, por lo cual el conflicto interpersonal está a la orden del día. Cuando estas habilidades no están lo suficientemente desarrolladas o se emplean de forma equivocada surge la frustración y la insatisfacción.
Con respecto a la salud mental es una técnica que se ha demostrado efectiva en el tratamiento de la depresión, ansiedad y estrés provocados por las relaciones interpersonales. Nos ayuda a respetar a los demás, y por ende a nosotros mismos.

¿Cómo es un entrenamiento asertivo?
Hay varios métodos de Entrenamiento Asertivo, a continuación le mostramos un procedimiento estructurado en 6 etapas:

1º Identificar los estílos básicos de la conducta interpersonal: Estilo agresivo, pasivo y agresivo. La función de esta etapa es distinguir entre cada uno de los estilos, reconociendo la mejor forma de actuar de acorde con el estilo asertivo. Nos ayudará también a reconocer nuestros errores en este ámbito.

2º Identificar las situaciones en las cuales queremos ser más asertivos. Se trata de identificar en qué situaciones fallamos, y cómo deberíamos actuar en un futuro. Se analiza el grado en que nuestra respuesta a las situaciones problemáticas puede hacer que el resultado sea positivo o negativo.

3º Describir las situaciones problemáticas. Se trata de analizar las situaciones en terminos de quién, cuando, qué y cómo interviene en esa escena, identificando nuestros pensamientos negativos y el objetivo que queremos conseguir.

4º Escribir un guion para el cambio de nuestra conducta. Es un plan escrito para afrontar la conducta de forma asertiva. Aquí se intenta poner por escrito las situaciones problema y clarificar lo que queremos conseguir. El entrenador moldea junto al paciente el guión para que este sea expresado de forma específica.

5º Desarrollo de lenguaje corporal adecuado. Se dan una serie de pautas de comportamiento en cuanto a lenguaje no verbal (la mirada, el tono de voz, la postura, etc.), y se dan las oportunas indicaciones para que la persona ensaye ante un espejo.

6º Aprender a identificar y evitar las manipulaciones de los demás. Las demás personas utilizan estratagemas para para manipularle, haciéndole sentir culpable, evadiéndose de la conversación o victimizándose. Se dan una serie de técnicas para resistirnos al influjo de los demás.

VIDEO: 

BIBLIOGRAFIA: http://www.psicologia-online.com/autoayuda/hhss/HHSS5.htm

TÉCNICA DE DESENSIBILIZACIÓN SISTEMÁTICA

Con la desensibilización sistemática una persona puede aprender a enfrentarse a objetos y a situaciones que le son particularmente amenazadoras, exponiéndose de forma real o imaginaria a los estímulos que producen una respuesta ansiógena. Se trata de aprender a relajarse mientras se imaginan escenas que, progresivamente, van provocando mayor ansiedad. “La repetida presentación del estímulo hace que éste pierda progresivamente su capacidad de evocar ansiedad y en consecuencia malestar físico, emocional o cognitivo” La técnica es muy efectiva para combatir fobias clásicas, miedos crónicos, algunas reacciones de ansiedad interpersonal…

Es fundamental exponerse de forma real o imaginaria a los estímulos que producen emociones ansiógenas y cuantas más veces mejor. Se trata de no evitar nunca, de enfrentarse pero armado de unos recursos que antes no se tenían pero que se pueden aprender. Por eso es muy importante repetir, repetir y repetir. Llevando a cabo acercamientos sistemáticos y progresivos (despacio pero sin pausa, poco a poco hasta que vaya perdiendo fuerza el elemento ansiógeno) los cuales serán reforzados puntualmente, de modo que la respuesta pierda poder ante dicha situación.

Podemos hacerlo repasando con la imaginación la exposición al estímulo que genera ansiedad (por ej. cómo responder ante una situación o pensamiento ante los que sentimos descontrolar o con gran malestar psicológico o fisiológico) y tras dominar la situación con la imaginación (viéndonos por ej. a nosotros mismos respondiendo controladamente y de una forma mucho más positiva y adaptativa) pasar posteriormente a practicar con la exposición directa. Se trata de deshacer condicionamientos que provocan ansiedad y aprender otros más positivos y adaptativos. Esto sirve para cualquier situación que pueda provocarnos ansiedad.

Los pasos son:

  1. Relajar los músculos a voluntad (Relajación diferencial o progresiva).
  2. Hacer una lista con todos los temores o situaciones ansiógenas.
  3. Construir una jerarquía de escenas ansiógenas de menor a mayor intensidad de ansiedad.
  4. Avanzar, a través de la imaginación o mediante enfrentamiento, con las situaciones temidas de la jerarquía. Es importante que se practique la visualización para que la situación se viva como muy real. No se pasará a una nueva situación ansiógena hasta no haber logrado que la anterior situación de la jerarquía quede totalmente resuelta en cuanto a la ansiedad vivida.

BIBLIOGRAFIA: http://www.psicologia-online.com/autoayuda/estres-ansiedad/tecnicas-de-desensibilizacion.html

Relajación

RELAJACION:

Mediante esta técnica se actúa sobre los diversos músculos del cuerpo para lograr su total distensión.

La tensión muscular y la tensión psíquica guardan cierta relación, de tal forma que una excesiva tensión muscular en determinadas zonas corporales puede provocar también tensión psíquica o incluso dolor. De la misma manera, la distensión muscular favorece la distensión psíquica, creando una situación placentera y reconfortante.

Para lograr la relajación muscular completa se parte de la posición de sentado en un sillón; la cabeza recostada en el respaldo; los brazos apoyados de forma que la palma de la mano quede hacia abajo descansando sobre las piernas; las rodillas flexionadas y la planta de los pies en contacto con el suelo.

Desde esta posición inicial puede procederse así:

Con los ojos entornados, se cierra el puño derecho con fuerza, notan do la tensión en el brazo; se permanece unos segundos haciendo tensión; se abre la mano distendiéndola totalmente, experimentando una sensación de alivio y relajación. Se hace lo mismo con el puño izquierdo.

Se flexiona por el codo uno de los brazos; notar la tensión en el bíceps; se mantiene la posición unos segundos; distender a continuación el brazo hasta que la palma de la mano descanse sobre el mismo hacia arriba; notar la distensión, al tiempo que se piensa lo agradablemente distendido que se siente. Hacer lo mismo con el otro brazo.

Después hacer lo mismo con cada una de las piernas: se eleva y dobla por la rodilla mientras se actúa con tensión en sus músculos durante unos segundos. A continuación retornar a la posición inicial, apreciando la distensión y descansando plácidamente al tiempo que se piensa en lo relajado que se está.

Cuando se ha logrado la relajación de brazos y piernas correctamente se pasa a la cabeza; se tensa y distiende sucesivamente la frente, las cejas, los ojos, la boca y las mandíbulas. Tras la distensión descansa brevemente notando el alivio.

Se pasa al cuello, tensando los músculos y distensándolos los hombros; la espalda. En cada uno se hace lo mismo, descansando tras la distensión.

Después se pasa a inspirar profundamente aire en los pulmones, manteniéndolo unos segundos y expulsándolo después suave y profundamente, al tiempo que se descansa plácidamente.

Se descansa unos segundos totalmente relajado, sintiendo la propia respiración.

Se termina cada sesión flexionando el brazo varias veces con energía al tiempo que se respira profundamente dos o tres veces. Se abren los ojos y se habla.

BIBLIOGRAFIA: http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/3/WebC/lujose/tecnicas_cognitivas.htm

TÉCNICAS PARA LA REDUCCIÓN DE CONDUCTAS:

El orden en que debe elegirse estas técnicas de reducción de conductas es el siguiente: extinción, enfoques positivos de reforzamiento diferencial, costo de respuesta, tiempo fuera, saciación y sobrecorrección. Es importante señalar que no es adecuado desarrollar una intervención dirigida exclusivamente a reducir o eliminar una conducta, siempre será necesaria una parte complementaria que se dirija a desarrollar la o las conductas alternativas que se desean en lugar de la conducta a reducir. No basta con que la persona deje de emitir una conducta, es determinante qué hace en lugar de esa conducta.

BIBLIOGRAFIA: http://www.psicopedagogia.com/modificacion-de-conducta

TÉCNICAS PARA LA ADQUISICIÓN DE CONDUCTAS:

Una de las tareas más usuales en las ayudas psicológicas a la gente probablemente tenga que ver con la promoción de nuevas formas de comportamiento. En particular, la modificación de conducta dispone de técnicas especializadas en tal sentido. De lo que se trataría pues es “simplemente” crear conductas, y en consecuencia no será difícil hacerse cargo de la dificultad que ello suponga. A menudo, las nuevas conductas quizá tengan que sobreponerse a otras ya existentes, y no siempre contará con condiciones ambientales que las faciliten a pesar de lo convenientes que resultarían (si ya estuvieran establecidas).

En términos formales habría que diferenciar dos tipos de procederes básicos para el desarrollo de nuevas conductas (de acuerdo con la lógica operante), a saber: uno consiste en el desarrollo gradual, que se llamará moldeamiento, y el otro en la combinación de conductas ya tenidas, cuya denominación será encadenamiento.

Bibliografía: http://www.psicopedagogia.com/modificacion-de-conducta